domingo, 8 de febrero de 2009

El mesías llegó y se fué

Sugestivamente, las apariciones mesiánicas suelen darse en el momento adecuado: desde Jesús hasta el 7º de caballería todos han venido al rescate de algo o alguien: pero ojo: los mesías aparecen, esperados, predichos o no, porque se les da la gana de aparecer; algo muy diferente de la esperanza del militante mesianista que mas o menos se basa en el “iremos pegando palos de ciego, que ya vendrá alguien a salvarnos”. Por definición de la RAE, el mesianismo se trata de “Confianza inmotivada o desmedida en un agente bienhechor que se espera”. En medio del Apocalipsis económico (y político) que está sacudiendo al sistema, los agarrotados líderes mundiales se han puesto de acuerdo una vez en la vida para invocar al Nuevo Salvador: es presidente de los EEUU (siempre conviene mirar hacia aquellos lares) pero sobre todo: es negro, y eso lo viene a cambiar todo.

Los titulares, pletóricos, se hacían eco del júbilo que invadía a la jerarquía mundial hace apenas unos días, tal como lo reflejaba  D W World.de: “Europa y el mundo reciben a Obama con los brazos abiertos”

Desde el presidente alemán Horst Köhler, que invitó a Obama a visitar Alemania, pasando por  Nicolás Sarkozy, hasta Silvio Berlusconi  y José Luis Rodríguez Zapatero  han pronunciado las palabras “esperanza”, “cooperación”, “nueva política mundial”; de hecho, el primer ministro inglés Gordon Brown  afirmó que Obama “ ...está también decidido a resolver los problemas del mundo".

 

Pero Obama, aún siendo negro, parece que no es Melchor.

 

Resulta ser que el plan de reactivación económica estadounidense está haciendo tambalear prematuramente la fe recién adquirida de muchos.

 El delegado de la Comisión Europea en la capital estadounidense, John Bruton, hizo públicos sus temores de que los EEUU se encaminen hacia una era de proteccionismo en pos de la reactivación económica, impulsando el “compre norteamericano”.

 La UE cree que si Estados Unidos abre el camino, "se corre el riesgo de meter al mundo en una espiral proteccionista que sólo puede agravar la situación económica”.

 La carta amenaza con protestas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, en última instancia, tomar acciones contra los productos importados desde Estados Unidos. Las primeras voces reclamando acción han partido de los fabricantes europeos de acero, quienes ya han pedido a la Comisión Europea que denuncie a Estados Unidos ante la OMC si fuera necesario.

 Por su parte, desde Tokio el jefe de la Secretaría de Gabinete, Takeo Kawamura, en rueda de prensa dijo “La responsabilidad común compartida por los dos países, que son la primera y la segunda economía del mundo, es resistir juntos al proteccionismo”.

 Ahora bien, Miguel Angel Sebastián ha exhortado en los últimos días al “Compre Español”, para evitar la caída de puestos de trabajo. Y España es además, uno de los países europeos que disfruta de mas subvenciones, particularmente en el sector agropecuario. La ola de proteccionismo está invadiendo a países de todo el globo, incluidos otros países de Europa, como Francia y Rusia, ademas de India, China o Brasil. Por lo tanto, rasgarse las vestiduras por las medidas estadounidenses  como se ha hecho en Davos es, cuando menos, una muestra mas (y van...) de hipocresía.

 

Las medidas proteccionistas son hoy por hoy, si no adecuadas, una reacción lógica de contracción del modelo, retrotrayendo el escenario a la última posición segura o considerada como tal. Por cierto, aceptar esto sería reconocer de una vez que la economía del capitalismo no es una ciencia.  Es el manotazo de ahogado ante la pérdida de empleo. En economía no hay avances. Que seguirá ahora? ¿La nacionalización de todas las empresas privadas? ¿El cierre de fronteras? ¿La disolución de la UE y la vuelta de sus miembros a monedas nacionales para poder emitir dinero fresco aún a costa de la inflación? ¿Se acaban los gurúes y vuelven los lideres populistas?

Sin duda, para los que logremos sobrevivir, el escenario se va poniendo interesante.

De momento, parece que si queremos un nuevo mesías, visto lo poco que duró el último, habrá que buscarlo en un “reality”, digo yo.

1 comentario:

  1. "Resulta ser que el plan de reactivación económica estadounidense está haciendo tambalear prematuramente la fe recién adquirida de muchos."


    Yes, that is true. President Obama lied to the America citizens and many Americans have lost confidence in our government and the economy.

    President Obama came into office promising an unprecedented initiative to jump start the flagging American economy by providing taxpayer-funded economic stimulus that would be timely, targeted, temporary, and transformative.

    That promise was broken immediately!

    The U.S. tax-payers are being robbed by our own government. And, the money that is being robbed from Americans is given to AIG to pay their CEOs massive bonuses. Americans are losing their jobs, going hungry, homeless, and can't get help, and while we lose all these freedoms, President Obama allows the rich to get richer. Obama is a lying bastard, and he should be impeached from office.

    Thank you for letting me express my frustrations about the U.S. government and president Obama. It makes me so angry when I think about how future generations of my family will be paying for President Obama's massive, wasteful, aimless, spending. I think he must be trying to bankrupt America and make us a third world nation.

    Please, visit this link for some more news articles about how President Obama has lied to the American Citizens.

    http://my.att.net/s/community.dll?ep=4&globalmsgboard=1&discussionid=252736850&catID=99&ck=

    ResponderEliminar

Seguidores